presentación hermandad santuario servicios actividades galeria inicio email enlaces

Este monasterio es el santuario de la Virgen  de Monlora, patrona de Luna, a la que profesan devoción no solo los luneros y descendientes de Luna,  sino muchos de los habitantes de los pueblos vecinos.  

Esta situado a 5 Km. de la Villa de Luna (Zaragoza), en una espectacular altiplanicie a 656 m sobre el nivel del mar, que destaca entre las llanuras de la comarca, y desde donde se pueden contemplar las vistas que nos ofrece este balcón de las Cinco Villas.

Desde la cima se pueden divisar en el horizonte los blancos pirineos, las sierras prepirenaicas,  los Mallos de Riglos, el Moncayo, la Hoya de Huesca  y toda la comarca de Cinco Villas hasta Navarra.  

Toda la montaña está repleta de plantas olorosas, como tomillo y romero, que le dan un olor característico a su curativo aire y que la etimología dice le dio su nombre: monte oloroso, que evolucionó en Monlora.

Es un lugar de obligada visita, cualquier turista que se acerque a las Cinco Villas, no puede marcharse sin verlo.  Es el lugar mas conocido y emblemático de Luna y el altar de su patrona, famosa por hacer milagrosa el agua de los aljibes del monasterio.

El 1 de mayo de cada año, se celebra la popular y concurrida romería, a la que acuden  todos los luneros desde muchos puntos de España y hacen de anfitriones para todos los devotos de la virgen de las poblaciones de la comarca.

Si decides acercarte a Monlora y tienes suerte que acompaña la climatología, podrás ver  muy de cerca como los aficionados al parapente y al ala delta despegan desde la cima y sobrevuelan el monasterio (generalmente en fines de semana)

El edificio fue construido en el 1500, remodelado y modificado posteriormente en el 1762. Desde su construcción fue habitado por franciscanos hasta 1837.

Durante los años noventa fue morada de los Monjes de la Fraternidad Monástica de San Benito que residieron en el Monasterio desde 1.992 a 1.999 y que colaboraron con la hermandad de Ntra. Sra. de Monlora en la restauración  y remodelación del monasterio, por lo que ahora podemos verlo y disfrutarlo en muy buen estado.

Desde septiembre de 2.002 a diciembre de 2.006 vivieron en Monlora una comunidad de monjas clarisas con el nombre de Hermanas Pobres de Santa Clara.

Desde el 27 de mayo de 2.007 al 30 de junio de 2013, la zona conventual (primera planta del edificio) fue cedida a la comunidad religiosa de la Congregación Apostólica Marta y María, quienes se ocuparon del mantenimiento de la Iglesia y de atender a los peregrinos.

Las celdas de los monjes son ahora utilizadas como hospedería, lo que hace que Monlora sea el lugar ideal para pasar unos días de relajación, saboreando su aire y viviendo la paz que en otros tiempos acompañaba a los frailes.

En la Iglesia del Santuario (S. XVIII) destacan su retablo mayor, 4 lienzos de José Luzán (maestro de GOYA) y una valiosa escultura en madera del Ecce Homo.  Digno de mención es el pórtico gótico flamígero del claustro.

Dentro del monasterio, en lo que antaño fueron las cocinas y comedor monacal, se encuentra ahora el restaurante, donde se pueden degustar platos típicos aragoneses.